Relajación es clave en todas las cosas en tu vida, la habilidad de poder relajarse es crítico si es que tú quieres mantener un cuerpo sano. Hipertensión y la presión son como heridas invisibles que roban el cuerpo de la energía y abren las puertas para qué pueda entrar la enfermedad.

Es también imperativo que en cualquier juego o deporte, que tu mente se encuentre completamente relajada. Sin relajación, tu cuerpo actuará muy lentamente, será muy tenso, y por estas razones será vencido fácilmente y posiblemente dañado. Si tú no puedes mantener tu mente completamente relajada, no podrás actuar instantáneamente y con rapidez a los cambios en los cuales te puedes encontrar en el momento. Dicho en otra manera; aprende a relajarte y aprende a ganar.

¿En un mundo lleno de preocupación, cómo es posible que tú puedes relajar tu mente y tu cuerpo? Lo que se necesita es la habilidad de entrenarte hasta que relajación se actúa naturalmente solamente con un esfuerzo consciente. Créeme cuando te digo que si tú estás disponible a poner un poco de esfuerzo al principio, te podrás relajar fácilmente, en unos pocos segundos, y en cualquier parte en cual te puedas encontrar.

Hay dos diferentes maneras que son más efectivas para poder atener relajación. Estas pueden ser usadas o intercambiadas como tú quieres dependiendo con tus gustos, humor, o tu requerimientos medió ambientales. Estos dos métodos son: respiración y visualización.

Para poder ejecutar estas dos técnicas bien, acuéstate en una cama confortable y cierra los ojos. Después que puedas ejecutar estas dos técnicas bien, tú podrás repetirlas en cualquier posición física, con tus ojos abiertos o cerrados, dependiendo a que tú prefieras al momento.

Respiración

La primera técnica es llamada ‘el respiro del bebé ’ o también ‘el respiro de dormir’. Como tú puedes a lo mejor suponer; es la manera en cual los bebés respiran naturalmente o es la clase de respiración que tú usas cuando estás durmiendo.

Para comenzar, toma un inspiro grande, llenando tus pulmones completamente. Si tu llenas tus pulmones completamente, te darás cuenta que hay una tención en los músculos de tu pecho y tu diafragma.

Ahora que tus pulmones están llenos de aire completamente; relájate completamente, suelta el aire que estaba entrampado en tus pulmones, dejando atrás todas tus tensiones y preocupaciones del día. Deja que esa exhalación se complete naturalmente. No trates de decidir conscientemente cuanto largo esa exhalación será, no trates de hacer nada conscientemente, solamente deja que esa exhalación se haga naturalmente y sin dificultad. Esa exhalación se volverá más y más lenta cuando tus pulmones se les vaya yendo más y más el aire. Al término de esta exhalación, tendrás un deseo de inhalar. Cuando este deseo se pronuncia, sigue este deseo y aspira de nuevo y en esa manera llena tus pulmones de nuevo completamente con oxígeno.

Si te quedaste dormido practicando esto, que es muy posible, entonces en la próxima vez trata este ejercicio cuando está sentado. Trata de respirar de esta manera en el futuro cuando estás parado y con los ojos abiertos, en poco tiempo podrás respirar de esta manera en cualquier parte.

¿Quieres saber algo increíble? Tu cuerpo se va a comenzar a acordar de estos sentimientos de gran relajación, y en poco tiempo, te podrás acordar de estos sentimientos y en esa manera te podrás relajar instantáneamente en cualquier lado y en cualquier tiempo.

Visualización

El segundo método envuelve el uso de tu imaginación activa. En el panorama de la mente, quiero que te imagines que estas en una escalera mecánica y en esa escalera viajas para el subterráneo de un edificio. Te subes arriba de esta escalera mecánica y lentamente desciendes; bajando lentamente te das cuenta que pasas por el lado de un número diez. Al tiempo que pasas por este número diez, te das cuenta que tu cuerpo se relaja completamente, y sigues bajando lentamente en esta escalera mecánica. Sigues en esta escalera bajando lentamente sintiéndote muy bien, y en esta bajada lenta y muy relajante te das cuenta que pasas por el número nueve. Y así como pasas este número nueve te das cuenta que tu cuerpo se relaja más todavía, y sigue bajando lentamente en esta escalera mecánica que es tan relajante. Lo más que bajas en esta escalera, lo más que la luz alrededor baja en potencia pero esta pérdida de luz te hace sentir más y más relajado y no te asusta de ninguna manera. Sigues bajando lentamente en esta escalera mecánica y te das cuenta que pasas el número ocho…

Esta visualización continua hasta que desciendes completamente hasta Zero. Cuando llegas a Zero te encontrarás en un estado completamente relajante. Este estado físico y mental va ser increíblemente profundo. Si tú quieres tú puedes descender en un elevador o cualquier cosa que tú quieres imaginar. Es también posible de comenzar en el número 20 o 30 por ejemplo; en esta manera comienzas a contar de veinte a uno y en esa manera puedes usar más números y más tiempo para relajar tu cuerpo y tu mente. Esta técnica solamente se puede usar en algunos tiempos pero es una manera increíblemente efectiva de aprender a relajar tu cuerpo y tu mente. Lo que es muy importante es que tu cuerpo se acuerde al sentido de estar completamente relajado.

Éstas son las dos mejores maneras de aprender a relajar el cuerpo y la mente. No te demoraras mucho en atener una maestría de estas dos técnicas, lo único que tienes que hacer es practicar unas veces hasta que te sientas confidente en ese sentido profundo de relajación. En el futuro cuando necesites de relajarte completamente, lo que puedes hacer es acordarte de este sentimiento y en esa manera te podrás relajar completamente en segundos. Si tienes problema en acordarte de estos sentimientos de relajación, lo que puedes hacer es solamente acordarte de tu practicando una u otra de estas técnicas. Este recuerdo también te ayudará a acordarte de esa relajación profunda.