La proyección astral, ha sido un tema muy popular en el movimiento de la Nueva Era,  por un tiempo muy largo. Usted puede encontrar muchos libros, que pretenden enseñar cómo llevar a cabo la proyección astral. Algunos de estos libros son moderadamente complejos, y le darán un número de diferentes ejercicios que se pueden tratar, con el fin de lograr la separación de su conciencia con su cuerpo. Otros libros que tratan de enseñar cómo realizar la proyección astral, pueden ser bastante complejos, y por lo general implican un conjunto de ejercicios energéticos, que debe llevar a cabo durante un largo período de tiempo.

Ya sean complejo o no, estos libros por lo general no siempre tienen éxito. Creo que el problema radica en el hecho de que muchas personas les resulta muy difícil de creer, que pueden abandonar su cuerpo y viajar voluntariamente. Si una persona no cree que existe una cosa tal como un cuerpo astral, me refiero a realmente creer en su alma profundamente, entonces es casi imposible que la persona tenga una experiencia de proyección. Esto es así porque las creencias personales, son sumamente importantes cuando viene a cualquier trabajo psíquico.

La única manera que una persona, pueda tener una experiencia exitosa de proyección astral a través de estos métodos, es de continuar con estos ejercicios durante un largo período de tiempo. Pero estos métodos son casi siempre tediosos, y eso significa que usted podría estar haciendo los ejercicios propuestos durante un largo tiempo aburridor, antes de obtener cualquier tipo de resultado en absoluto. Es posible incluso, que nunca se obtiene una experiencia astral positiva, si estos ejercicios no son capaces de convencer a usted, a un nivel profundo, que estas experiencias fuera del cuerpo son reales, y que usted puede replicar estas técnicas.

Por esta razón, he descubierto que es mucho más agradable y es mucho más fácil, para lograr experiencias de proyección astral, usar la técnica que se conoce como “proyección mental ‘. Proyección mental es muy similar, a lo que a veces se llama la visualización remota (o remote viuguing, en Ingles).

Lo que se hace en proyección mental, es la proyección de su mente a otro lugar. La proyección mental es diferente a la proyección astral completa, porque la proyección astral completa significa que usted no está proyectando solamente su mente, pero todo su cuerpo astral a otro lugar. También es el caso que cuando usted practica la proyección mental, usted tiene que estar lo más despierto posible, y por esa razón usted puede practicar esta técnica en cualquier momento durante el día o la noche, cuando puede encontrar un momento tranquilo por 15 minutos a media hora. Por estas razones, la proyección mental es mucho más fácil de aceptar para el ego humano, y por lo tanto se trata de una muy buena manera de tener éxito en la proyección de conciencia.

Con el fin de practicar proyección mental haga lo siguiente:

– Trate de encontrar un lugar agradable y tranquilo, donde se puede estar solo durante 15 minutos a media hora. Trate de hacer este ejercicio cuando no está mental o físicamente agotado, porque el truco para este ejercicio es tratar de mantenerse despierto, y controlar conscientemente la dirección de su mente. Tome una posición cómoda en una silla.

– Cuando se siente cómodo y relajado, tome unas cuantas respiraciones profundas. Estas deben ser respiraciones agradables, e incluso que le permiten limpiar su mente y relajarse por completo.

– Después de unas 10 respiraciones relajantes agradables profundas, tiene que cerrar los ojos y visualizar un lugar donde le gustaría ir. Puede ser cualquier lugar que desee, ya sea la habitación adyacente, o un lugar que está a muchas millas de distancia. Es importante que al inicio de estos ejercicios, se conoce el lugar donde vas a ir a visitar con tu mente, es decir que has estado allí antes. A medida que te pongas mejor a la proyección mental, se puede visitar nuevos lugares, donde nunca has estado antes. No importará entonces si este lugar está en el otro lado del mundo, o al otro lado del universo.

– Ahora, con los ojos cerrados, imagina este lugar que estas visitando con tu mente, tan vívidamente como sea posible. Trate de visualizar con cada uno de sus sentidos, es decir no sólo tratar de ver el lugar, sino también tratar de escuchar los sonidos de ese lugar, sentir el ambiente que le rodea, oler el medio ambiente, y tal vez incluso probar el medio ambiente, si esto es justificado.

– Durante 15 minutos, trate de visualizar ese lugar de la manera más detallada posible. Esto puede ser una cosa difícil de hacer, porque la mente tiene un deseo natural de pasear. Usted tiene entonces que dirigir su mente con su voluntad, y mantenerla enfocada en ese lugar donde usted está tratando de proyectar.
Después de unos minutos, también es posible que usted se ponga un poco cansado mentalmente, y por eso puede empezar a soñar despierto. Si esto sucede, sorprenda a sí mismo y devuelva su mente a un estado consciente. Su mente debe estar consiente en un lugar determinado, y usted tiene que evitar cualquier tipo de sueño despierto, o deambulación por la mente. Cuando usted está soñando su mente está trabajando en piloto automático, y esto es lo que tiene que evitar.

– Cuando usted está en este lugar en el que usted se ha proyectado mentalmente, trate de mantenerse lo más consciente posible y póngale atención a todas las cosas a su alrededor. Podría ser una buena idea tener un lápiz y papel, al salir de su trance, para que pueda anotar los detalles que ha visto. Mientras que usted desea utilizar su memoria para llegar a ese lugar que quiere visitar, cuando está allí y siente que está ahí mentalmente, quiero que haga un inventario de las cosas que se ven. Si hay ciertas cosas que son diferentes de lo que usted se recuerda, anote estos datos al salir del trance.

– Después de haber despertado, y está mirando a través de sus notas, vea si hay alguna manera de que se puede probar como real, la nueva información que podría haber descubierto a través de su viaje mental. Aunque esto puede ser una cosa difícil de hacer, esta prueba de la realidad de la información que pudo obtener en sus viajes mentales, puede ayudar a su ego a entender que estos viajes son posibles y merecen su atención.
Por ejemplo, es posible proyectar mentalmente a un lugar donde se había ido de vacaciones, y a través de este esfuerzo descubrir que hubo un cambio, tal vez un nuevo edificio que usted no había visto antes. Demostrando a sí mismo que este nuevo edificio es en realidad real ahora, le ayudará al ego para entender que la proyección mental es posible, y que la información que descubrió es legítima.

Pero no se preocupe si no puede probar la legitimidad, de algunos de los datos que se adquiere a través de sus proyecciones mentales. Lo importante es hacer este ejercicio en forma regular, ya que el acto de participar en ella, le permitirá a su cuerpo a empezar a sintonizar con la posibilidad de un estado perceptivo más flexible.  ¡La Realización en su propio cuerpo, de la legitimidad de esta técnica de proyección mental , se convertirá con el tiempo en la realización que la proyección astral es real, y posible para usted!

Si hace este ejercicio sobre una base regular, usted se sorprenderá, de lo poderoso que puede ser la técnica de proyección mental. Podrá ver y experimentar cosas que son probablemente muy difícil de aceptar en este momento, especialmente si nunca ha tenido una experiencia fuera del cuerpo o algo similar. Es muy posible, que le guste este ejercicio tanto que incluso se podría olvidarse de la idea de la proyección astral por completo. Eso es, prefiere proyectar solamente su mente, en vez de tratar de proyectar su cuerpo astral entero.

No se sorprenda, sin embargo, si después de participar por un tiempo en los ejercicios de proyección mental, usted naturalmente tiene una experiencia fuera del cuerpo completa, eso es una experiencia en cual no viaja solamente con su mente pero con su cuerpo astral en completo. El ejercicio de proyección mental, es mucho más entretenido que los ejercicios que se encuentran en la mayoría de los libros de proyección astral, y es por sí misma una forma muy válida de proyección, que puede permitir que se vaya a cualquier lugar que desee, dentro del universo conocido o desconocido. Gracias a estas experiencias personales, usted, naturalmente, cambiara sus creencias acerca de la posibilidad de viajar más allá de los confines de su cuerpo. Este cambio en sus creencias, le permitirá tener experiencias fuera del cuerpo con mucha más facilidad.