¡Para de siempre imaginar los peores desastres! Tu imaginación es increíblemente poderosa y si la dejas que haga lo que ella quiera, a veces usa su poder para crear escenas terribles que te pueden causar mucha angustia. Es bien fácil de enfocarse en un incidente pequeño y volverlo a algo horrible.

Es bien fácil por ejemplo pensar que porque una persona está a tardada, le ha pasado un accidente de automóvil o algo semejante. Todos nos preocupamos excesivamente a veces por cosas pequeñas solamente porque dejamos que nuestra imaginación se nos escape.

Puedes desembarcarte de este tren de imaginación negativa:

  • Primero que nada tienes que siempre poner tus pensamientos en perspectiva. Trata de usar la logia y date cuenta que cualquier desastre que tú estás imaginando es solamente una invención de tu mente. Esta es una manera muy poderosa de mantener perspectivo y ver que todas las cosas que están pasando por tu mente son solamente fantasmas de tu imaginación.
  • Segundo, siempre trata de controlar tu imaginación. Trata de imaginar algo más positivo, algo que no sea tan espantoso y que te haga sentir tan mal. En vez de pensar que el avión estalló o que alguien lo asaltaron, trata de pensar que a lo mejor esta persona se encontró con un amigo y que ahora lo está pasando bien. Puedes dar  vuelta tu imaginación si te das cuenta cuando estás imaginando algo malo y paras tu imaginación al tiro. Si es posible para ti, trata de imaginar algo mejor. Si encuentras que tratar de imaginar algo mejor es imposible, entonces trata de no pensar en la situación en ninguna manera, ocupa tu mente con algo así como mirando la televisión o jugando un juego.
  • Siempre mira por evidencia. Siempre trata de mirar a la evidencia que tienes a mano y trata de darte cuenta que casi siempre estás inventando cosas que no son reales. Tomás una cosa que tú sabes que es verdad y le agregas encima, con tu imaginación, hasta que has creado algo que no tiene posibilidad de ser real. Trata de identificar todas las cosas que tú sabes que son verdad y trata de darte cuenta que todo lo demás es solamente tu imaginación.
  • Trata de enfocarte en una solución. Hay muchos tiempos que nuestra imaginación crea un escenario terrible pero casi nunca usamos el poder de esta increíble imaginación para tratar de encontrar soluciones. La próxima vez que te encuentras imaginando un desastre, usa tu mente y tú imaginación para tratar de encontrar una solución para lo que tú crees es un problema. Usa tu mente poderosa para descubrir los recursos que tú tienes al momento y trata de ver cómo puedes usar estos para resolver tu estrés y tu dilema. Hay muchas situaciones cuáles tú crees que no tienes control pero si dedicas el mismo tiempo que usas para pensar en lo peor, en pensar cómo resolver este problema, te darás cuenta fácilmente que tienes muchas más opciones que las que creías.

No dejes que tu imaginación te controle la vida. Tu imaginación es una herramienta que tú debes de aprender a usar para tu beneficio en vez de tu sufrimiento. Como cualquier herramienta, tu imaginación, puede ser usada en una manera incorrecta. Tú tienes que descubrir cuando le vas a dar a tu imaginación rienda suelta y cuando la vas a enfocar en una dirección específica. Enfoca tu imaginación en el momento presente y usa las técnicas mencionadas en este artículo para parar no imaginar y pensar lo peor.