La vida es riesgo. Es definitivamente posible reducir el riesgo que se enfrenta en nuestra experiencia pero si perseguimos esta línea de acción, terminaremos con una vida que será muy aburrida. El riesgo es un resultado natural de estar vivo; donde es imposible saber todo lo que nos puede pasar, donde no podemos predecir el futuro, cualquier acción que tomamos significa riesgo.

Siempre tienes que ser una persona que está preparada a enfrentar el riesgo. Si paras de enfrentar riesgos, en muchas maneras paras de estar vivo. Entonces si el riesgo es un resultado natural de estar en la Tierra, tienes que llegar a un acuerdo personal y entender francamente que siempre estarás envuelto en acciones riesgosas.

Aún que no tomar riesgos puede destruir la calidad de tu vida, es también el caso que tomar muchos riegos es también un desbalance. Mirando en avance, imaginativamente, al futuro para planear tu trayectoria, siempre tienes que hacer lo más posible para poder reducir cuánto riesgo tomas. Hay un dicho que va, “la suerte le da el favor al preparado”. Este es un dicho muy correcto porque es verdad que cualquier tiempo usado para evitar riesgo es tiempo que no es desperdiciado. La cosa más impecable que puedes hacer es usar todo tu poder para poder ver todas las circunstancias que puedes enfrentar, prepararte a enfrentar estas circunstancias en la mejor manera posible, y después actuar; sabiendo que hiciste lo mejor posible y lo que pasa ahora está afuera de tu control.

Tomar riesgos significa hacer algo. Tomar acción y fracasar, siempre será mucho más productivo que hacer nada. Si le preguntas a una persona de edad que remordimientos tiene en su vida, te apuesto que los remordimientos más grandes que tienen son por las cosas que no trataron. Siempre tienes que estar preparado a tomar riesgos, porque esta vida es creada con experiencia y no puedes tener esta experiencia si no tomas riesgos.

Los fracasos no son algo malo. Todos los grandes éxitos fueron creados en un océano de fracasos. Edison es un gran ejemplo de una persona que pudo crear mucho gracias a sus grandes fracasos. Cuando le preguntaron cuántos fracasos tuvo en tratar de crear la ‘bombilla de luz’, dijo, “ahora se 9000 maneras en cual la ‘bombilla de luz’ no puede trabajar”. Él también dijo una vez, “las vidas de gran ruina son las vidas de gente que no se dieron cuenta cuanto cerca al éxito estaban cuando se rindieron”. Si no te da miedo fracasar en algo, te puedes cometer a tomar más acción y más riesgos. Estos riesgos pueden traer recompensas grandes si eres persistente.