Parece una pregunta extraña para preguntar: ciertamente cuando  niños creemos en Santa pero una vez que nos ponemos poco más viejo, nuestros padres  explican que en realidad el Papá Noel no es real. Pero ¿podría ser que el deseo de nuestros padres que nos pongamos un poco más adultos, es realmente un tipo de miopía de su parte?

Eso es lo curioso de la realidad, específicamente nuestra realidad occidental compartida. Durante mucho tiempo creímos en esas criaturas simuladas, esos cuentos de hadas, ese mundo mágico que existía en un reino subjetivo. Pero no hace mucho, experimentamos un tipo de revolución, se podría llamar una revolución científica o racional. Durante este tiempo y durante unos cientos de años después de eso, la creencia en tales cuentos de hadas se hizo mucho menos prominente.

Antes, la gente creía literalmente en creaturas como Santa Claus o duendes de todo tipo, pero la revolución racional cambió todo eso, y ahora en este tiempo moderno, el mundo Occidente ya no cree en ese universo mágico. La mayoría de la gente en el Occidente ya no puede creer en esas creaturas, porque la ciencia no puede probar que tales entidades son reales.

Durante este cambio en la perspectiva occidental, la gente literalmente pasó de un extremo del espectro a otro. Se cambiaron de individuos supersticiosos, buscando a menudo aplacar a las criaturas dentro de los reinos mágicos, a tipos ultra-racionalistas, que finalmente empezaron a ridiculizar a aquellos que mostraran cualquier signo de creer en las cosas, que la ciencia no podía probar.
Así que ahora nos encontramos en una época, en la que los niños pueden jugar sus juegos de ficción por un tiempo, pero tarde o temprano deben darse cuenta de que Santa Claus no es real, porque es el dinero que es realmente responsable, por sus regalos debajo del árbol.

Pero la ciencia, ese vicio moderno fantástico, sigue creciendo y expandiéndose. Muchas veces contra el grano, empuja adelante y entrega nuevas ideas y teorías. Teorías que eventualmente incluso puede probar, utilizando cada vez más refinados instrumentos y técnicas. Y así, lenta pero seguramente, la ciencia ha empezado a entender más acerca de los sutiles reinos. Ha comenzado a explorar infinitas probabilidades, dentro de los mundos cuánticos, memes, resonancia mórfica, y la orden caótica.

Gracias a estos descubrimientos, podemos hacer una vez más preguntas que parecerían idiotizadas no hace mucho tiempo. Contra el grano y contra la mayor parte de la humanidad práctica y racional, podemos preguntarnos bajo una nueva luz, ¿será Santa Claus real?

La ciencia tiene un largo camino para caminar, antes de que empiece a comprender realmente los aspectos más sutiles de la realidad, pero gracias a los muchos descubrimientos que los científicos han realizado, en algunos de los campos antes mencionados, ahora podemos adoptar un enfoque más sobrio al reino subjetivo, al reino de los pensamientos y el poder de la mente.
Podemos hacerlo de una manera más educada ahora, porque la ciencia está comenzando a volver a descubrir lo que los místicos antiguos y modernos han sabido desde el principio, Que la atención humana y los pensamientos humanos tienen poder.

Para entenderlo desde una perspectiva más racional, podríamos contemplar el estudio de los memes, el poder de la atención dentro de los campos cuánticos, y a la psicología de la intención personal.

Los memes suelen definirse como versiones culturales de los genes. Es decir, transmiten información, como los genes, de un individuo a otro, en la misma manera que una gripe se pasa de una persona a otra. La única diferencia es que los memes lo hacen a través de procesos cognitivos, en lugar de procesos enteramente biológicos.
Pero para comprender realmente el poder de los memes, debe comprenderse que son los pensamientos y las estructuras subjetivas internas, las que se están amplificando y extendiéndose a través de un extenso grupo de la población. Entonces, lo que esta ciencia nos está diciendo, es que estas cosas supuestamente etéreas que llamamos pensamientos, pueden afectar la realidad humana y literalmente cambiar el curso del mundo. Si dudas de esto, entonces todo lo que tienes que hacer es ver cómo ciertos movimientos religiosos y políticos, han cambiado el curso de nuestro mundo.

Para entender cómo los puros pensamientos pueden cambiar la realidad humana concreta, debemos entender un poco sobre el poder de la intención humana, como se estudia dentro de la psicología. Esta ciencia nos dice que, la acción humana es el resultado de la necesidad biológica o la intención consciente. Esta necesidad o intención biológica crea deseo, y este deseo provoca la acción física. La psicología ha podido demostrar que los pensamientos pueden afectar las funciones y procesos del cuerpo autónomo, y el estudio de los memes ha demostrado que, los procesos mentales intencionales (o conscientes) pueden verse afectados por ideas grandes y poderosas, sostenidas por una mayoría de la populación humana.
Los pensamientos por lo tanto pueden crear la necesidad biológica, y pueden hacer que una persona crea una cierta cosa y actúa por lo tanto de cierta manera. Esto significa esencialmente que, los pensamientos pueden moldear nuestra realidad física, haciéndonos sentir, y como resultado, creando en nosotros el deseo por ciertas cosas, que nos obliga a actuar de cierta manera.

Pero esto es sólo el comienzo, o tal vez es mejor decir, esto es sólo un resultado final objetivo de la acción interna, porque si las leyes mecánicas cuánticas están correctas, y ahora hay una gran evidencia para probar que estas leyes si están correctas, entonces los pensamientos y la atención humana Podrían ser mucho más poderosos, de lo que la mayoría de la gente sospecharía.

Junto a proporcionar un modelo mucho más elegante, y más grande de nuestro mundo físico, la física cuántica también abre una nueva puerta, que nos revela un mundo donde hay una relación definitiva entre la conciencia, y el estado cuántico de toda la materia. El significado de esto no puede ser subestimado, porque podría significar fundamentalmente, que la conciencia podría ser responsable por la materia.

Una cita de Max Planck, que ganó un Premio Nobel por su trabajo en la física cuántica, podría ser lo más apropiado aquí.
“Considero la conciencia como fundamental. Considero la materia como derivada de la conciencia. no podemos ponernos detrás de la conciencia. Todo lo que hablamos, todo lo que consideramos como existente, postula la conciencia “.

Debido a mi creencia en el poder del pensamiento, y la intención humana, escribo acerca de cómo ciertas técnicas pueden ayudarle a enfocar este poder, con el fin de lograr ciertos resultados positivos. Algunos de mis libros se tratan de Servidores, que son pensamientos altamente cargados y poderosos.

Gracias a esta experiencia, a veces hay lectores que me preguntan si es posible, crear una forma de pensamiento súper poderoso que podría ser capaz de proporcionar ayuda, mucho más completa en ciertos asuntos. En un esfuerzo por responder a estas preguntas, menciono abecés la posibilidad de utilizar formas de pensamiento muy complejas. Como ejemplo de una forma de pensamiento muy compleja, abecés menciono es Santa Claus.

Me doy cuenta de cómo alguien oyendo o leyendo esta respuesta podría sentir que estoy bromeando, pero créanme que esto no es broma. Formas de pensamiento tan poderosas como Santa Claus, creadas por millones de personas centradas en una forma particular de pensamientos, al igual que un poderoso meme cultural, pueden llegar a ser tan poderosas que se puede decir que toman una vida propia.

Los pensamientos son creados y experimentados por la gente sobre una base regular. Cada vez que una persona centra su atención en una imagen mental en particular, él o ella está creando una forma de pensamiento. Los pensamientos surgen de la mente sin esfuerzo, y estamos creando estas formas mentales, de una manera muy natural.

Con un poco de conocimiento y esfuerzo, podemos crear pensamientos poderosos que pueden asumir ciertas formas, e incluso desarrollar un tipo de intención. Este tipo de forma de pensamiento puede ser llamado un Servidor, porque es esencialmente un tipo de pequeño sirviente, que uno puede crear para realizar una tarea deseada. Estas formas de pensamiento, son intencionalmente creadas e intensificadas mediante el uso de atención, altamente enfocada.
Pero Hay también, enormes formas de pensamiento que existen, “allá afuera en el mundo subjetivo de la humanidad”, que no fueron creadas de manera tan consciente, y estas formas de pensamiento pueden ejercer una enorme cantidad de poder.

Una forma de pensamiento como esta, se crea cuando un gran número de personas centran su atención en una cierta imagen y características. Santa Claus es un buen ejemplo de una tal forma de pensamiento. Si Papá Noel existió como una persona real, o si Papá Noel es una representación moderna de un Dios antiguo, no es una pregunta relevante dentro de los parámetros de este video. Lo que es importante, en lo que estamos hablando en este video, es que, siendo que ahora Santa Claus es un pensamiento formado muy poderoso, gracias a toda la atención que todos le damos, él es ahora, bastante real.

Debido a toda la atención que ha recibido a través de los años, Papá Noel se ha convertido en una forma de pensamiento muy poderoso. Cada vez que un niño le escribe una carta, cada vez que la gente piensa en él o canta sus canciones, esta forma de pensamiento se intensifica y se carga cada vez más.

Piense en la forma de pensamiento que es Santa, como un imán muy grande. Este imán muy grande atrae cualquier pensamiento o emoción que se relacione a él de alguna manera. Entonces,  cada vez que una persona tiene un pensamiento sobre Santa Claus, o tiene una reacción emocional debido a la imagen o características del Papá Noel, ese pensamiento es atraído magnéticamente a este imán grande. Cuantos más pensamientos adquiera, más poderoso se convierte este imán, y con cada pensamiento este imán cambia algo porque se vuelve más complejo, y de esa manera desarrolla ciertas características y ciertas intenciones. Cada pensamiento ayuda a definir este gigante imán (o pensamiento formado), y cada emoción que se siente en relación a ella, le da a esta forma de pensamiento más unión y poder magnético. Una forma de pensamiento crece y se desarrolla de esta manera, y no se detiene hasta que la atención humana ya no se centra en ella.

Formas de pensamiento grandes y poderosas, como esta se crean todo el tiempo. Existen entonces, formas de pensamiento para cosas y personas populares como, Elvis, Marilyn Monroe, el Conejo de Pascua, los superhéroes de Marvel, o cualquier otra cosa que se vuelva popular en el reino subjetivo humano. Estas formas de pensamiento, se disipan lentamente con el tiempo, una vez que la atención humana se ha centrado en otras áreas, pero estas formas de pensamiento pueden tener una larga vida, y pueden ser fácilmente activadas con el enfoque correcto de la atención.

¿Se puede preguntar, están vivas estas formas de pensamiento enfocado?
La respuesta a esta pregunta es que esto depende a su definición de lo que es la vida. Pero ciertos individuos sensibles, pueden relacionarse con estas formas de pensamiento de maneras, que hace que parezca que son realmente seres vivos. Hay metodologías dentro de la magia ceremonial, por ejemplo, que se han desarrollado con el fin de aprovechar el poder y la sabiduría de estas formas de pensamiento gigante. Utilizando cierta simbología, para lograr un tipo de enfoque intensificado, un practicante de la magia ceremonial, puede hacer contacto directo con una forma de pensamiento grande, como una especie de radio que se enfoca en una cierta frecuencia. Una vez que esta frecuencia se ha establecido, el practicante mágico puede aprovechar este gran depósito de poder, con el fin de alcanzar el conocimiento o realizar incluso efectos muy complejos.

¿Es Santa Claus real? ¿Si le preguntamos, será posible que él nos puede traer los regalos que queremos?
La respuesta a estas preguntas, es que si usted puede enfocarse a su frecuencia, y aprovechar este gran depósito de poder:  Sí, Santa Claus es real, y si, él puede traerle los regalos que usted quiere!